31 mar. 2012

Begotten (1989) [Edmund E. Merhige]

Si hay un film extraño, evocador, algo esotérico pero a la vez interesante, y del cual podría decirse que cada escena es como una pintura, como una obra de arte por sí misma ese sería Begotten. Con una historia primigenia; una especie de teogonía destructiva-creadora, a partir de la cual se da la creación y la muerte de dioses y otros seres divinos, el film es casi inefable (y describirlo se hace bastante difícil por ello mismo) con una experimentación surrealista a más no poder, carente de diálogos y con prácticamente ausencia de audio. Se trata no solo de un film, sino de toda una experiencia visual-trascendental; para muchos también odiada, todo está en mirarla e interpretarla, como decían por ahí el mismo director un Rorschach filmográfico.

[Info]
V.O.

0 comentarios: